Saturday, 16 July 2011

Monitoring of user experience and interactions for mobile video streaming services - Spanish summary

Desde que Sir Tim Berners-Lee creó el concepto de la Web en 1989, el tráfico en Internet no ha parado de crecer. Según un reciente estudio de Cisco, entre los tipos de datos circulante en Internet entre 2010 y 2015, el vídeo en Internet es el que tiene mayor capacidad de crecimiento con diferencia (Ver el gráfico 1.1.1). Entre sus componentes, el trafico de los vídeos en dispositivos móviles supone un crecimiento del 108% anual, lo cuál significa que prácticamente duplica por año. (Ver el gráfico 1.1.3 y la tabla 1.1.3)

Sin embargo, parece que el mercado actual no está suficientemente preparado para ello. Según un informe presentado por Acision, las tarifas planas domina el mercado de cuatro grandes países, entre ellos Estados Unidos (Ver el gráfico 1.2.1.1). Este tipo de tarifa ha sido creado para un mejor captación de clientes pero también ha provocado una bajada en la media de ganancia por usuario (ARPU). Si la situación continúa en el futuro, las operadoras móviles se verán obligados a invertir más dinero en el mantenimiento y creación de infraestructuras (OPEX y CAPEX) para mantener la misma calidad de servicio (QoS) y calidad de experiencia (QoE), mientras que el crecimiento de ganancias por usuario se va deteriorando (ver la gráfica 1.2.1.2).

Existen diversas soluciones para mejorar esta situación, una de ellas es la explotación de infraestructuras existentes más efectiva. Uno de los requisitos para conseguirlo es conocer el comportamiento de los usuarios, que es el punto en el que se concentra este proyecto.

Basado en el estudio de una versión concreta del YouTube (1.6.20(E)) para Android y el sistema Android en sí (ver el capítulo 4), este proyecto pretende demostrar que con las herramientas disponibles en el mercado, es posible monitorizar las acciones y el comportamiento de los usuarios de forma transparente, sin ejercer ninguna interferencia una vez que el proceso haya empezado.

Para ello, un prototipo de programa de vigilancia que funciona en Android ha sido creado y evaluado especialmente para este proyecto (Ver el capítulo 5). Los resultados demuestran que, basado solamente en el método de Logs que Android posee, es posible monitorizar el 90.51% de las transiciones entre estados y el 95% de los estados internos, así como muchas otras informaciones relevantes presentes en los Logs.(Ver apéndice D) Cabe destacar que el 9.49% de las transiciones entre estados no monitorizados corresponde al estado de mostrar el teclado en la pantalla, el cuál depende de la región y el idioma en el que está configurado el dispositivo móvil. Respecto al 5% de los estados internos no monitorizados, todos ellos corresponden a los estados internos de configuración, porque el programa guarda directamente las configuraciones en el terminal, sin mostrarlo por los logs, por el cuál según el método empleado no es posible capturarlo (ver el capítulo 6).

Además, para asegurar los resultados sean fácilmente compartidos, todos los datos en el base de datos han sido guardados en formato RDF (Resource Description Framework). Este formato es el estándar indicado por el consorcio W3C a la hora de intercambiar datos en Internet. Entre sus características se destaca su simplicidad, donde los datos están compuestos por sujeto, predicado y objeto; y su universalidad gracias el uso de URI. Por lo tanto, al utilizar este formato, los datos guardados localmente en los dispositivos móviles pueden ser fácilmente intercambiados o mezclados en un base de datos más amplio, sin necesidad de alteraciones (ver la sección 4.3 y la sección 5.2.5).

Para poder ilustrar mejor la utilidad de la información obtenida, Se ha presentado 5 diferentes escenarios donde los datos son útiles. (Ver el capítulo 7). Ellos son: Obtener una relación entre la velocidad de transferencia de datos y la calidad de experiencia (QoE), determinar el acceso a una categoría en un región geográfica concreta, obtener mejor calidad de servicio (QoS) para un usuario concreto, probabilidad de acceso a la aplicación a lo largo del día para un usuario y los estados de la aplicación desde donde se reproduce vídeos más veces.

La conclusión final es que actualmente es posible monitorizar a las interacciones de los usuarios con el dispositivo móvil en cuando aplicaciones de video, el cuál junto a un control del nivel de uso de la infraestructuras existentes, hace posible explotar las infraestructuras existentes de forma más efectiva, haciendo que la situaciones actuales y futuras de las operadoras móviles sean más sostenible.

No comments:

Post a Comment